Logonuevo

 
 

Domingo XX del T.O.

Ciclo A, domingo 20 de agosto de 2017

Descarga aquí una presentación para esta celebración 

 

“UN CLAMOR DE FE”

 

CANTO DE ENTRADA: “Ven a la fiesta”

MONICIÓN DE ENTRADA:

Bienvenidos a esta celebración:

Todos los grupos humanos corren el riesgo de cerrarse en sí mismos y considerarse privilegiados, excluyendo a los demás. Esto ocurría en el antiguo Israel, con la fe en el único Dios. Este 20º domingo durante el año nos muestra que Dios ofrece su salvación a todos los hombres, sin distinción alguna. La liturgia nos exhorta a superar todas las estrecheces y mezquindades e imitar el amor universal de Dios, que anhela que todos los hombres se salven.

 

ACTO PENITENCIAL:

– Tú que viniste a buscar al que estaba perdido. Señor, ten piedad.

– Tú que extendiste tus brazos para reconciliarnos a todos. Cristo, ten piedad.

-Tú que reúnes a tus hijos, dispersos por el mundo. Señor, ten piedad.

 

CANTO: GLORIA

 

Oración colecta:

Padre bueno, que quieres que nuestra fe aumente cada día, dándonos ejemplos de tu acción entre nosotros, abre nuestros corazones a la escucha de tu Palabra y que ella nos vaya transformando por dentro. PJNS

 

LITURGIA DE LA PALABRA                                                                                                    

 

LECTURA: Is 56, 1. 6‑7

  

CANTO: “CANTAREMOS ALELUYA”

 

EVANGELIO: San Mateo 15, 21-28

 

HOMILÍA:

Frase para comentar: Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas

Imagen para comentar: 42 20ord

 

LITURGIA EUCARÍSTICA

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

 

--Para que la Iglesia pueda cumplir su difícil misión de adaptar el mensaje evangélico a las diversas culturas. Oremos.

-- Para que todos los pueblos se esfuercen seriamente por vivir en paz y ayudarse mutuamente. Oremos.

-- Para que se supere toda clase de racismo, fundamentalismo y discriminación. Oremos.

-- Para que en nuestra Iglesia diocesana y parroquial se afiance nuestra identidad católica y, a la vez, crezca el diálogo entre las religiones. Oremos

OFRENDAS:

-- Con esta lámpara encendida hoy reflejamos el sufrimiento de tantas personas que, teniéndolo todo, les falta lo más importante: LA SALUD. Que el Señor les infunda fortaleza.

-- Con este Rosario queremos simbolizar nuestro deseo de memorizar y repetir, siempre que haga falta, una petición de súplica, de confianza o de amor al Señor o a la Virgen.

-- El pan y el vino, convertidos en Cuerpo y Sangre de Cristo, son alimento, salud y vida espiritual. Que nunca nos falten como medicina para nuestra fe y para nuestro vivir.

 

CANTO: GRACIAS PADRE POR LA ENTREGA DE JESÚS

 

Oración sobre las ofrendas:

Siempre que nos acercamos a tu altar para presentarte nuestras ofrendas nos sentimos como la mujer pagana, sabiendo que frente a ti nadie puede exigir, sólo suplicar. Te suplicamos que aceptes estos dones para que ellos nos lleven a tener la fe de la mujer cananea. PJNS                                                                                              

 

PLEGARIA EUCARÍSTICA

Prefacio: Te damos graias, Padre amoroso, por tu Hijo, porque Él nos ha mostrado la grandeza de un corazón abierto a todo el mundo, sin distinguir entre unos y otros, sin razas, credos o lenguas. Él nos ha enseñado a acoger a todos de la misma manera y a no creernos mejores por ser de uno u otro. Por eso, con todos los que están contigo en el cielo, te cantamos... 

SANTO

PADRENUESTRO (cantado en el altar)

 

CANTO DE LA PAZ: “LA PAZ TE DOY A TI MI HERMANO

 

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

 

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

CANTO DE COMUNIÓN: “alma misionera”

                

ORACIÓN FINAL:  

Dame fuerzas

para ser fiel a tu palabra.

Dame fuerzas

para ser fiel a mis hermanos.

Dame fuerzas

para vivir con coherencia

el evangelio a diario.

Me encontré con tu palabra.

Me la mostraron muchos,

que me enseñaron,

a ver lo bueno de la vida,

para mantenerlo

y hacerlo crecer,

y a ver lo malo de la vida,

para arrancarlo de raíz

y hacerlo bueno.

Te escuché, te escucho

y te respondo:

"Aquí estoy Señor,

para hacer tu voluntad

y vivir como me enseñás".

Dame fuerzas, Señor,

dame fuerzas para lograrlo.

 

Oración después de la comunión:

Gracias, Padre, porque una vez más nos permites acercanos a ti y nos alimentas con la fe que necesitamos para amar a quienes nos rodean. PJNS

 

CANTO FINAL: “Rompe a golpes”


Síguenos en twitter