Logonuevo

 
 

Domingo XXIII del T.O.

Ciclo A, domingo 10 de septiembre de 2017

Descarga aquí una presentación para esta celebración

 

“CUIDEMOS A NUESTROS HERMANOS”

 

CANTO DE ENTRADA: “Ven a la fiesta”

MONICIÓN DE ENTRADA:

Bienvenidos a esta celebración:

 La palabra de Jesús de este domingo viene a proponernos un modo concreto de ser responsables unos de otros, al señalarnos el deber de amor, que tenemos de corregirnos unos a otros. Jesús nos enseña a corregir bien, primero le decimos y si no nos hace caso buscamos a alguien que nos ayude; y si tampoco nos hace caso le pedimos a toda la comunidad.

Este cuidar al hermano corrigiéndolo debe brotar del amor; no se cuida ni se corrige a alguien echándole en cara sus defectos, ni contándole a todo el mundo lo malo que hizo o que va a hacer, o dejándolo de lado. El cariño es verdadero y los amigos son verdaderos amigos cuando se ayudan mutuamente a ser mejores corrigiéndose con amor.

ACTO PENITENCIAL:

 

-- Señor, porque muchas veces discriminamos a los que tenemos al lado. Señor, ten piedad.

-- Señor, porque muchas veces fuimos agresivos. Cristo, ten piedad.

-- Señor, porque muchas veces no pedimos perdón cuando ofendemos. Señor, ten piedad

CANTO: GLORIA

 

LITURGIA DE LA PALABRA                                                                                                    

 

LECTURA: Rom 13, 8-10  

 

CANTO: “CANTAREMOS ALELUYA”

 

EVANGELIO: San Mateo 18, 15-20

 

LITURGIA EUCARÍSTICA

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

--Padre nuestro, te pedimos por tu Iglesia y el Papa Francisco, para que por su testimonio podamos formar una Iglesia de hermanos, que se quieren y se perdonan, y una Iglesia en oración, que vive, siente y se edifica en ti. Roguemos al Señor

--Te pedimos por nuestro Obispo y nuestros sacerdotes, para que siempre nos guíen en la construcción de una Iglesia diocesana que viva de verdad la actitud evangélica del perdón y de la reconciliación entre todos. Roguemos al Señor

--Te pedimos que cese la persecución a los cristianos y demás creyentes para que reine la paz, y la e convivencia y se privilegie el respeto por el derecho de toda persona a profesar libremente sus creencias. Roguemos al Señor 

 

--Te pedimos por los que sufren, para que encuentren en nuestra comunidad, verdaderos hermanos que buscan el ayudarlos a superar su situación. Roguemos al Señor

--Te pedimos por toda nuestra comunidad, para que con el testimonio de nuestras vidas seamos portadores del mensaje cristiano, mensaje de la esperanza, del amor y del perdón. Roguemos al Señor

 

OFRENDAS:

 

--Con este ESPARADRAPO, Señor, queremos simbolizar nuestra deseo de ser más prudentes a la hora de hablar de los demás.

-- Junto con el PAN Y EL VINO, queremos ofrecerte Señor nuestras impaciencias y enojos, para que nos ayudes a ser pacientes cuidando a nuestros hermanos.

 

CANTO: GRACIAS PADRE POR LA ENTREGA DE JESÚS

                                                                

PLEGARIA EUCARÍSTICA

 

SANTO

PADRENUESTRO (cantado)

CANTO DE LA PAZ: “LA PAZ TE DOY A Ti MI HERMANO”

 

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

 

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

CANTO DE COMUNIÓN: “alma misionera”


ORACIÓN FINAL:

Si tengo defectos que dificultan mi camino, ayúdame a superarlos, con amor.

Si avanzo en la dirección equivocada indícame el camino verdadero, con amor.

Si hay algo de mí que no te gusta y te hiere házmelo saber, con amor.

Si mi vida se dispara hacia un túnel sin salida adviértemelo, pero con amor.

Si mi vida y mis maneras te desconciertan, dímelo, pero con amor.

¡Hermano, corrígeme…, corrígeme como lo haría Dios!

Si tú vives en la verdad y yo en la mentira dime cómo se sale de ella, con amor.

Si me falta corazón y caridad reza por mí, pero hazlo con amor.

Si pensamos de forma diferente, dímelo, pero con amor.

Si estoy mal conmigo mismo y con los demás,

si me encuentro agarrotado por la soberbia,

si hace tiempo que perdí el norte de mi existir,

mírame a los ojos, pero hazlo con amor.

¡Hermano, corrígeme…, corrígeme como lo haría Dios!

CANTO FINAL: “Rompe a golpes”


Síguenos en twitter