Logonuevo

 
 

V Domingo del Tiempo Ordinario

Ciclo B, domingo 4 de febrero de 2018

Descarga aquí una presentación para esta celebración 

 

“CURÓ A MUCHOS ENFERMOS DE DIVERSOS MALES

 

 

 

CANTO DE ENTRADA: “Como el Padre me amó”

 

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

 

Jesús, una vez más, toma la iniciativa, sale al encuentro, busca dar una respuesta ante la vulnerabilidad de las personas que se cruzan en su camino. Hoy es la suegra de Pedro la que invita a la acción a Jesús. Cristo busca liberar al hombre completo, sacarlo de aquella situación desesperada que refleja el libro de Job. “Mis días corren más que la lanzadera, y se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo, y que mis ojos no verán más la dicha”. Jesús quiere cambiar las cosas, tomar una postura proactiva. El mal, el dolor, el sufrimiento tiene un rostro concreto. No basta quejarse, hacer un drama de cada dificultad, es necesario acercarse, adoptar actitudes “curativas”, sanar, acompañar.

Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad en transformar el mundo, en cambiar las cosas, pero no podemos realizarlo sino estamos asentados en la fe… La roca firme en la que apoyar toda nuestra historia no podemos ser nosotros mismos, sino las manos de Dios que nos cuidan, nos confortan, nos animan.

ACTO PENITENCIAL:

– Por nuestra poca confianza en ti. Señor, ten piedad.

– Por el amor propio que nos aleja de ti. Cristo, ten piedad.

– Por no crecer el amor a ti y al prójimo. Señor, ten piedad.

                                                                                                                                      

GLORIA

LECTURA: Job

CANTO: “Escucha tú, la palabra”

EVANGELIO: Evangelio según San Marcos 1, 29-39

HOMILÍA:

Frase para comentar: “CURÓ A MUCHOS ENFERMOS DE DIVERSOS MALES “

Imagen para comentar: 11 05ordinario

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:                 

--Te pedimos por el Papa y los obispos, para que predicando y actuando, lo hagan con amor y ternura, como lo hizo Jesús. Oremos.

--Te pedimos por todo el Pueblo de Dios, para que con su entrega y fidelidad, esté siempre atento a las necesidades de los pobres y salga pronto a su encuentro. Oremos.

--Te pedimos por nuestros gobernantes y los del mundo entero, para que su trabajo sea siempre de entrega y generen crecimiento comunitario. Oremos.

--Te pedimos por todos los que sufren todo tipo de males, para que nosotros verdaderos discípulos y misioneros de Jesús salgamos a su encuentro con ternura y afecto. Oremos.

--Te pedimos por la paz en el mundo, para que todos nos comprometamos con la misma y seamos partícipes de ella. Oremos.

 

LITURGIA EUCARÍTICA

                      

OFERTORIO:

-- Con estas GASAS, ALGODON Y MEDICINAS queremos simbolizar el sufrimiento de los hombres pero, sobre todo, el deseo de los cristianos de calmar y cuidar las heridas de las personas.

-- Con este INCIENSO ENCENDIDO queremos simbolizar la ofrenda de aquellos que sufren. Ofrecemos el llanto y el dolor de los que no se encuentran bien. Que llegue hasta el cielo.

-- Con el PAN Y EL VINO traemos el esfuerzo de los hombres y mujeres que intentan suavizar la situación de muchas personas que viven enfermas.

 

CANTO: ¿QUÉ TE PUEDO DAR?

                                

PLEGARIA EUCARÍSTICA

 

SANTO: HOSANNA HEY

PADRENUESTRO (cantado en el altar)

 

CANTO DE LA PAZ: “LA PAZ TE DOY A TI MI HERMANO

 

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

CANTO DE COMUNIÓN: ALMA MISIONERA

 

ORACIÓN FINAL:  

Enséñanos, Señor Jesús,

a ser evangelizadores.

Enséñanos a saber ofrecer al mundo

la Buena Nueva del Evangelio

con obras y palabras,

siempre en todos las circunstancias

de nuestra vida.

Gracias, Señor Jesús,

por tantas personas de Iglesia

que han hecho de la evangelización

el sentido, la razón de sus vidas.

Perdón por nuestras cobardías,

perdón por nuestros temores

a la hora de ofrecer tu Buena Nueva.

Perdón por nuestras perezas.

Perdón por nuestras divisiones.

Perdón por nuestras incoherencias,

perdón por nuestras infidelidades

que escandalizan a aquellos

que nos tienen

por evangelizadores

CANTO FINAL: “GRACIAS QUIERO DARTE”


Síguenos en twitter