Logonuevo

 
 

DOMINGO XVII DEL TIEMPO ORDINARIO

Ciclo B, domingo 29 de Julio de 2018  

Descarga aquí una prsentación para esta celebración 

  

 

CANTO DE ENTRADA: “Ven a la fiesta”

 

MONICIÓN DE ENTRADA:

Hermanos y hermanas. Jesús es el Pan de vida, y hoy nos deja una enseñanza. En todas nuestras casas y en nuestra Iglesia, como en el poblado de Cusco, se puede hacer pan y ser pan para los demás. Es Jesús que, por medio, de nosotros lo entrega a los más pobres, de modo que a nadie le falte lo necesario para vivir. Seamos cristianos eucarísticos llevando vida a los demás, porque en nosotros palpita el Pan de Vida, Jesús, y en la solidaridad se renueva el milagro de la multiplicación de los panes.

 

ACTO PENITENCIAL:

-- Jesús, Pan de vida, que miras las necesidades de tu pueblo: Señor, ten piedad.

-- Jesús, Pan de vida, que motivas la solidaridad: Cristo, ten piedad.

-- Jesús, Pan de vida, que te entregas por amor en cada eucaristía: Señor, ten piedad

 

GLORIA

 

Oración colecta: Padre bueno, Tú sabes que estamos necesitados de muchas cosas pero haz que siempre te busquemos a Ti como el mejor de los regalos que podemos recibir. PJNS

 

LECTURA: Ef 4, 1-6

 

CANTO: “Aleluya”

 

EVANGELIO: San Juan 6, 1-15

                                                                                                                                      

HOMILÍA: 

Frase para comentar: “CINCO PANES, DOS PECES”

Imagen para comentar:  39 17ord

 

ORACIÓN DE LOS FIELES: 

-- Por el papa Francisco y todos los Obispos, encargados de celebrar la fracción del Pan, para que miren el hambre de las multitudes y les entreguen el Pan de vida. Oremos…

-- Por quienes guían el destino de las naciones, para que el espíritu de servicio a sus pueblos suscite políticas que aseguren pan y trabajo en todos los hogares. Oremos…

-- Para que los organismos internacionales acentúen su lucha contra el hambre en el mundo. Oremos…

--Por nuestra comunidad,  para que viviendo nuestra espiritualidad eucarística seamos solidarios con los más pobres y desamparados. Oremos…

 

LITURGIA EUCARÍSTICA 

OFERTORIO:

--Hoy, no puede ser de otra manera, queremos simbolizar el Evangelio que hemos escuchado: con estos CINCO PANES Y DOS PECES, queremos dar gracias al Señor por su presencia; por su ayuda. Porque siempre está pendiente de nuestras necesidades.

--Finalmente, con el PAN Y EL VINO, damos gracias al Señor porque se quiso quedar en este sacramento para fortalecer y acompañar nuestra vida cristiana.

 

CANTO: ¿QUÉ TE PUEDO DAR?

 

Oración sobre las ofrendas: Con este pan y vino, te presentamos el esfuerzo de querer construir un mundo más justo y mejor al que podamos llamar tu Reino. PJNS

                                                             

PLEGARIA EUCARÍSTICA

Prefacio: Claro que hay que darte gracias por todo lo que haces por nosotros pero, en especial, por habernos dado a tu Hijo, Él nos alimenta y fortalece siempre que lo necesitamos, Él nos acoge como acogió el servicio a la comunidad de los peces y los panes para que todos pudiesen saciarse. Él nos ha dejado la Iglesia para que en comunidad podamos vivir y crecer. Por eso, con todos los que están contigo en el cielo, te cantamos... 

SANTO

 

PADRENUESTRO (cantado en el altar)

 

CANTO DE LA PAZ: “LA PAZ TE DOY A TI MI HERMANO

 

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

 

CANTO DE COMUNIÓN: “Como el Padre me amó”

 

Oración después de la comunión:  Agradecidos de todo lo que nos das, te pedimos, Padre amoroso, que esta celebración nos haga cada día más fieles segidores de tu Hijo. Te lo pedimos a Ti que vivies y reinas por siempre. 

 

 ORACIÓN FINAL:

Enséñame Jesús
a ofrecer lo que tengo,
a compartirlo con otros,
a darlo con generosidad.

Enséñame Jesús a dar
mis cinco panes y dos pescados.
A compartir mis bienes,
a vivir con lo necesario,
a ser generoso y desprendido.

A dar mi tiempo,
a ofrecer mi colaboración,
a compartir mis dones.

Cinco panes y dos pescados
no son mucho
pero alcanzan
cuando se comparten.
Porque cuando uno da lo que tiene
la solidaridad hace el resto,
y alcanza para la vida de todos.

Esa es tu gran enseñanza, Jesús,
que entregaste hasta la propia vida.

Enséñanos a ser solidarios,
enséñanos a compartir,
enséñanos la alegría del dar,
para construir el Reino,
para vivir el amor,
para cambiar el mundo
y acercarlo más a Dios.

 

CANTO FINAL: “Alma misionera”


Síguenos en twitter