Logonuevo

 
 

DOMINGO XXIV DEL TIEMPO ORDINARIO

Ciclo B, domingo 16 de Septiembre de 2018  

 

Descarga aquí una presentación para esta celebración

    

"COGEREMOS JUNTOS LA CRUZ DE CADA DÍA"

 

CANTO DE ENTRADA: “Ven a la fiesta”

MONICIÓN DE ENTRADA:

Bienvenidos a celebrar el día del Señor.

El Señor hoy, por boca de Isaías, nos anuncia su plan de salvación sobre el Mesías: en el servicio, en la humillación, en el dolor, en la muerte, en la cruz, en la que Cristo realiza el gesto de amor más grande; este misterio que nos resulta difícil de aceptar. Y esta presencia de la cruz en la obra redentora de Jesús, y en nuestra propia vida, sólo encuentra explicación desde la fe. Y ser discípulo suyo es imitarlo, es cargar nuestra cruz, esa que es la fuente de la vida que dura para siempre.

ACTO PENITENCIAL:

--Tú, que vienes a nuestro encuentro porque nos amas. Señor ten piedad
--Tú, que perdonas a todo aquel que confía en tu misericordia. Cristo ten piedad
--Tú, que vienes a conducir a tu pueblo por sendas de verdad y justicia. Señor ten piedad

GLORIA

 

Oración colecta: Padre bueno que amas a los que son más pequeños y sencillos, haz que podamos comprender que el seguimiento de Jesús no supone conseguir privilegios sino estar con Él junto a los que más nos necesitan. PJNS.

 

LECTURA: Santiago 2, 14-18

 

CANTO: “Aleluya”

 

EVANGELIO: San Marcos 8, 27-35

                                                                                                                                    

HOMILÍA:

Frase para comentar: “TÚ ERES EL MESÍAS… EL HIJO DE HOMBRE TIENE QUE PADECER MUCHO”

Imagen para comentar: 46 24Ord

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

--Por todos los pastores de la Iglesia, para que siempre nos enseñen con sabiduría quién es Jesús. Oremos

-- Por todos los niños de catequesis, para que descubran en Jesús, al Dios cercano y amigo. Oremos

--Por la gente que vive a nuestro alrededor, para que todos puedan conocer y amar a Jesús. Oremos

-- Por los que piensan sólo con criterios humanos sin tener en cuenta a Dios, para que puedan convertirse y abrazar la verdad del Evangelio. Oremos

- -Por todos los que sufren, para que a través de la caridad de los cristianos, descubran quién es Jesús. Oremos

 

LITURGIA EUCARÍSTICA

OFERTORIO:

--CON ESTOS GLOBOS queremos simbolizar la belleza de la fe. Pero que no nos quedemos en la superficialidad. Que vayamos al fondo de las cosas.

--CON EL PAN Y EL VINO traemos hasta el altar los trabajos y los esfuerzos de los sacerdotes. Que este Año Sacerdotal sea una oración constante por su vida y su testimonio.

Oración sobre las ofrendas: Padre de bondad, acepta estos dones que te presentamos y transfórmalos para que se conviertan en nosotros en el alimento que nos ayude a trabajar por quienes más nos necesitan. PJNS

 

CANTO: “Hoy Señor te damos gracias”

                                                                

PLEGARIA EUCARÍSTICA

Prefacio: Siempre hay que darte gracias, Padre amoroso, por todo lo que haces por nosotros pero especialmente por habernos dado a tu Hijo, Jesús. Él nos ha enseñado a ser honestos porque no decía las cosas que los demás querían escuchar sino lo que sabía que era mejor para nosotros. Él nos muestra que la auténtica felicidad es servirte a Ti y cumplir, a toda costa, tu voluntad. Por eso, con todos los que están contigo en el cielo, te cantamos…

SANTO

 

PADRENUESTRO (cantado en el altar)

 

CANTO DE LA PAZ: “LA PAZ TE DOY A TI MI HERMANO”

 

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

 

CANTO DE COMUNIÓN: “Alrededor de tu mesa”

 

ORACIÓN FINAL:

¿Quién decimos que eres, Señor?

¿Cómo te presentamos a los otros?

En este momento de la historia,

los dioses son:

el dinero, el prestigio, el trabajo,

la realización personal y el viajar.

La gente cree que no te necesita.

¿Cómo deberíamos hablar de Ti?

¿Cómo podríamos contagiar su vida

de tu presencia?

¿Cómo decir que Tú llenarías sus vacíos,

calmarías sus ansiedades,

relajarías su estrés

y colmarías su vida de ilusión

y de sentido?

Haznos profetas, Señor,

que sepamos hablar de Ti

con lenguaje de hoy,

que no te presentemos en forma caducada,

ni envuelto en normas o ritos huecos,

sino como propuesta concreta de vida.

 

Oración después de la comunión: En esta mesa que hemos compartido, queremos pedirte, una vez más, que encontremos la fuerza necesaria para seguir tus pasos aprendiendo a olvidarnos de nosotros mismos y preocupándonos más por los que nos rodean, sean quienes sean. A Ti que vives y reinas por siempre.

 

CANTO FINAL: “Alma misionera”


Síguenos en twitter