Logonuevo

 
 

XXX DEL T. ORDINARIO

Ciclo C, domingo 23 de octubre de 2016

 Descarga una presentación para esta celebración

“TEN COMPASIÓN DE ESTE PECADOR”

                 

  

CANTO DE ENTRADA: “Cerca del hogar”  

   

MONICIÓN DE ENTRADA:

Para muchos cristianos resulta muy fácil recitar oraciones que no compromete y además consuelan porque nos dan la sensación de estar cerca de Dios y amarle. Pero ponerse ante Dios con humildad y sencillez, como ante un espejo, para ver lo que realmente somos, nos cuesta.

Delante de Él tenemos que ser humildes y auténticos. Tenemos que reconocer nuestros pecados y nuestros límites, pero también darle gracias por nuestras cualidades y cosas buenas; eso sí, sin creernos superiores a los demás y sin menospreciarnos como hizo el fariseo de la parábola.

SI somos auténticos ante Dios, Él nos ayudará a amar y apreciar a los demás.

Este domingo tiene lugar la Jornada Mundial de las Misiones, el DOMUND, con el lema “Sal de tu tierra”. La Jornada nos propone el ejemplo de los misioneros y misioneras, que lo han dejado todo para salir de su tierra e ir hacia los que no conocen a Cristo. Todos y cada uno, y nuestra entera comunidad cristiana, estamos llamados a salir de nosotros mismos, a ser lo que el papa Francisco llama “una Iglesia en salida”.

ACTO PENITENCIAL:

  -Porque dejamos de rezar por cansancio o pereza. SEÑOR, TEN PIEDAD

 - Porque rezamos sin confiar plenamente en Dios Padre. CRISTO, TEN  PIEDAD

 - Porque nos da vergüenza rezar delante de los compañeros o amigos.  SEÑOR, TEN PIEDAD.

GLORIA

 

ORACIÓN COLECTA:

Ante tu presencia, Padre misericordioso, todos debemos sentirnos pequeños. Ayúdanos a acoger tu palabra con el corazón de un niño. PJNS

LITURGIA DE LA PALABRA

LECTURA:  Eclo 35, 12-14.16-18

                                                                       

CANTO: “ALELUYA”

EVANGELIO: Evangelio según San Lucas 18, 9-14

HOMILÍA:

Frase para comentar: “TEN COMPASIÓN DE ESTE PECADOR”

Imagen para comentar:30ordC

 

o bien: 30ordC

 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES:

 -- Por la Iglesia extendida por toda la tierra. Para que nos indique siempre el camino de la humildad y de la sencillez para encontrar a Jesús. Roguemos al Señor.

-- Por los que viven pendientes de su imagen. Por aquellos que gastan mucho en la belleza exterior y poco tiempo o dinero en la belleza del corazón. Roguemos al Señor

-- Para que la Palabra del Señor despierte en nosotros sentimientos de acogida y de perdón. Para que sepamos valorar el don sagrado de la oración para disfrutar de la presencia de Dios. Roguemos al Señor.

-- Para que, lejos de juzgar a los demás, nos miremos un poco más a nosotros mismos. Sólo así, desde nuestros propios fallos, comprenderemos y entenderemos los de los demás. Roguemos al Señor.

--Por los misioneros y misioneras en todo el mundo, para que sigan saliendo con la alegría de la misericordia al encuentro de los demás. Roguemos al Señor.

--Por nosotros, para que dejemos nuestra comodidad y salgamos a las periferias existenciales que aguardan el anuncio del Evangelio. Roguemos al Señor.

LITURGIA EUCARÍSTICA

OFERTORIO:                                                                                           

--Con este espejo queremos representar, ante el altar, como somos,  que hagamos todos un propósito,

no sólo mejorar nuestro aspecto físico, sino también cuidar, peinar, lavar el alma y el corazón. Sólo así, el Señor podrá habitar en nosotros.    

--Con este cesta  llena de algodón, queremos representar la virtud de la humildad. Seamos suaves en el trato con el Señor, y además delicados en nuestras  relaciones             

--Con estas huellas de zapato queremos representar que queremos salir de nuestras comodidades, de nuestro yo , ayudar y darnos a los demás , como lo hacen tantos y tantos misioneros en el mundo, evangelizando .

--Finalmente con el Pan y el vino, traemos hasta tu altar nuestro deseo de compartir con Jesús, su Cuerpo y su Sangre.     

                                                                     

CANTO:¿Qué te puedo dar?” 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS:

Hoy, Señor, nos presentamos ante ti con estos regalos que tú nos das. Son la prueba de que reconocemos que todo lo que recibimos viene de ti. Por eso te pedimos como el publicano que los aceptes y nos aceptes a nosotros con ellos para que los trasnformes en alimento de vida.  

                                       

PLEGARIA EUCARÍSTICA

OFERTORIO:

Te damos gracias, Padre por el regalo de tu Hijo, en Él nos alimentas y nos das ejemplos para seguirte cada día. El ejemplo de humildad que hoy nos ha enseñado nos inspira para relacionarnos contigo y nos ha dejado clara tu opción por los que menos tienen, por los desfavorecidos. Hoy nuestra sociedad está necesitada de ti, de tu Palabra y de tu Fuerza. El amor con el que acoges a los que quieren cambiar nos ayuda a ser mejores cada día. Tú Hijo nos ha mostrado cuál es el verdadero camino hacia ti. Por eso, con los que están contigo en el cielo, te cantamos...

SANTO: “Hosahna Hey”

PADRENUESTRO (cantado en el altar)

CANTO DE LA PAZ: “La paz te doy a ti mi hermano”

CANTO: (este canto es para antes de la comunión, en el momento de la invitación a participar del banquete eucarístico)

"El Señor Dios nos amó

Como a nadie amó jamás

Él nos guía como estrellas

Cuando no exístela luz,

Él nos da todo su amor

Mientras la fracción del pan,

Es el pan de la amistad,

El pan de Dios.

Es mi cuerpo

Tomad y comed

Esta es mi sangre

Tomad y bebed,

pues yo soy la vida

yo soy el amor.

¡Oh Señor, condúcenos

Hasta tu amor!"

CANTO DE COMUNIÓN: “Alma misionera”

                                                           

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN:

Gracias, Padre, por la luz y la fuerza que hemos recibido en esta celebración. Has renovado nuestra unidad y alimentado nuestra esperaza. Ayúdanos a ser solidarios con los que sufren y a llevar nuestras cargas con alegría. PJNS.

ORACIÓN FINAL

Señor, despiértame, llámame.

Sácame de mi mundo.

Que no me invente más historias para justificar

que no me muevo, que no reacciono.

Que abra mi alma a lugares que no sé dónde están,

a culturas que no conozco,

a seres humanos que me necesitan casi tanto como yo a ellos.

onme en camino hasta esas personas que me esperan,

porque sueñan con alguien que pueda hablarles de Dios;

de un Dios bueno, compasivo, de verdad,

 no como los dioses de los hombres.

Señor, dímelo también a mí:

"Sal de tu tierra".

CANTO FINAL: “Rompe a golpes”

domund


Síguenos en twitter